jueves, marzo 13, 2008

Todo Emprendedor sabe…


(Publicado en Revista ACOINVA. Año1 nª1, Agosto 2007, Valera , Estado de Trujillo, Venezuela)


“Todo lo dicho es dicho por alguien”
Maturana
“Tu visión devendrá mas clara solamente cuando mires dentro de tu corazón...
Aquel que mira afuera, sueña. Quién mira en su interior, despierta.”

Jung
“O sea, contra el optimismo, no hay vacuna”
Benedetti

Mientras escribo este artículo en mi hogar, el sol derrite la nieve que cayó en el día de ayer fruto de una onda polar al sur de Chile. Los vecinos más antiguos dicen que hace 14 años que no nevaba en esta zona. Es todo un acontecimiento, con implicancias múltiples. Por una parte, ver nevar tiene algo de mágico y maravilloso, jugamos con mi esposa, mi hija e hijos, paseamos, hacemos monos de nieve. Por otra parte, las noticias me muestran que las heladas estan generando grandes pérdidas en la agricultura en la zona central y sur de mi país. Reflexiono y conversamos con amigos sobre el calentamiento global; y pienso en mi emprendimiento y en el de ustedes y en cómo con nuestro accionar emprendedor estamos afectando nuestro vivir…pienso en el impacto de los emprendimientos en nuestras comunidades...
Regresé de Valera a Chile a fines de febrero del presente año, luego de una hermosa estada en la Universidad Valle del Momboy.  Después de compartir una “conferencia-taller” con un grupo de empresarios traje esta invitación de ACOINVA para escribir un artículo para su prestigiosa revista. Cuando inicié la tarea me sentí agobiado pues eran muchos los temas que quería abordar y que me parecían muy interesantes. Y entonces me acordé de un eminente biólogo llamado Gregory Bateson, que leía en mi formación universitaria en psicología, quién dado a la tarea de escribir un libro consideraba que era muy difícil exponer para una audiencia temas fundamentales asociados al vivir en sociedad: “...La educación oficial no le decia a la gente casi nada acerca de todo lo que habia en las playas,…en los desiertos y las llanuras. Ni siquiera personas crecidas y con hijos podían dar cuenta razonable de conceptos como entropia, sacramento, sintaxis, número,…partes, todo, información, tautología, homología, masa newtoniana o misa cristiana, explicación,…metáfora, tipología, etc. ¿Qué son las mariposas? ¿Qué son las estrellas de mar? ¿Qué son la belleza y la fealdad?” Plantea entonces que necesitaría explicar estas ideas, para él elementales, en un segundo libro titulado: “Todo escolar sabe”.

Mi tarea aquí sin lugar a dudas es más sencilla. Sin embargo, cuando converso sobre emprendimiento con profesionales y/o empresarios como ustedes, siento la misma inquietud. Observo la formacion empresarial en general y siento que se dejan de lado cosas fundamentales que están asociadas al vivir, al convivir con otras personas (socios, empleados/as) que son como uno mismo, cuestiones asociadas al vivir en comunidad, al desarrollo del potencial creativo de cada uno o una. Por esto en “Todo emprendedor sabe”, pretendo sólo nombrar con cierta ironía y dado el espacio, tres cuestiones que me parece que todo emprendedor podría saber y que observo ayudaría a los emprendedores de Valera a entrar, o permanecer de mejor manera, en este juego del emprendimiento del siglo XXI.

1. Integrar su trabajo empresarial y emprendedor con sus vidas.
Todo emprendedor sabe, o podría saber, que ya pasó el tiempo en que separábamos vida y trabajo. El ser emprendedor desde mi punto de vista tiene que ver con descubrir la “pauta que conecta”. ¿Cómo se relaciona una cosa con otra? El sociólogo C. Wright Mills plantea en su célebre libro La Imaginación Sociológica: “…los pensadores más admirables de la comunidad… no separan su trabajo de sus vidas…Lo que significa esto es que debéis aprender a usar vuestra experiencia de la vida en vuestro trabajo intelectual, examinándola e interpretándola sin cesar”. El largo plazo de un emprendimiento y la construcción de una empresa (sea ésta lucrativa, social o de carácter cultural) se relaciona con preguntarnos repetidas veces el sentido de lo que estamos haciendo. Vuestros hijos(as), las generaciones posteriores, vuestros socios y empleados son sensibles a la búsqueda de un sentido compartido para sus vidas. Crear y recrear constantemente una empresa que tenga sentido para el emprendedor y para todas las partes interesadas es un gran desafío. ¿Te sientes en una zona de bien-estar haciendo lo que haces en tu empresa? ¿Tienes claro cual es tu Gran Objetivo? Sin duda tus asesores dirán (y los cursos de administración también), que el fin último como empresario debería ser el fin lucrativo, o de “sostenibilidad fianciera”. Sin embargo hoy en día, son muchos los empresarios que están cuestionando los límites de esta mirada. Hoy en día una invitación que podemos hacer es a observar que existen una serie de emprendimientos en los que el “talento mueve al capital”; emprendimientos exitosos que se mantienen por la búsqueda constante de la innovación, o por las ganas de que una comunidad surja, o un sector productivo prevalezca en una economía globalizada y tecnologizada. Es decir, podemos observar las motivaciones personales tras los emprendimientos. ¿Cuál es el sentido de tu empresa? Mills exponía a sus estudiantes que si logras conectar un interés personal con un hecho social, logras un foco de investigación. A partir de esto planteo el siguiente desafío: conecta tu emocionar personal con un quehacer, ya sea social, cultural o empresarial; y si haces click!! Tienes un emprendimiento en tus manos. Muchas veces escuchamos a los empresarios decir que la situación esta difícil, que no hay oportunidades, que el negocio cambió radicalmente… ¡y es cierto!! Sin embargo, les invitamos a mirar hacia adentro y buscar en la profundidad de su ser cuáles son las cosas que realmente le interesan, cuáles son las cosas con las que vibra. ¿Qué nueva actividad le gustaria aprender? A veces tu entorno te grita oportunidades que como emprendedores simplemente no estamos preparados para ver, para generciar, para acometer.

2. “Todo lo dicho es dicho por alguien”
Todo emprendedor sabe, o podría saber, que todo lo que es dicho es dicho por un observador; es decir, que no existe una realidad objetiva independiente de su observar.
Mientras estuve en Valera me dio gran alegría que muchos de los académicos y empresarios estuviesen estudiando a Humberto Maturana Romesin ¿Quién es él? Un biólogo chileno que con su particular forma de ver el mundo esta revolucionando lo que consideramos que es ciencia. Fue justamente en una conversación con un miembro de su comunidad en Valera que me decidi a estudiar con Maturana este año. Así que al regresar a mi Chile me inscribi en el Dimplomado en Biologia Cultural para Extranjeros del Instituto Matriztico en Santiago de Chile.
Los descubrimientos del Dr. Maturana tienen hoy influencia gravitante en campos tan diversos como la sociología de las organizaciones, la psicoterapia familiar, las ciencias duras y la administración de empresas. Uno de sus planteamientos fundamentales es que: “…no existe ningún metodo verificable para establecer un nexo entre las propias afirmaciones y una realidad independiente del observador…” ¿Qué siginifica eso? ¿Qué implicancias tiene para la empresa? ¿Para el ser empresario? Que si no te gusta como “suena” tu equipo empresarial allá afuera, ese escuchar, ese observar tiene que ver contigo principalmente. Que si no te gusta como se ve tu empresa, cualquiera que esta sea, quiere decir que eso que ves se relaciona con tu forma de observar.
¿Cómo influye esto en tu empresa, en tu industria, en la relación con tus clientes y proveedores? ¿Cómo puede influir esto en la forma que ves el mundo, en la forma como te comunicas con otras personas? Un emprendedor/empresario que no se entera de lo que pasa en la ciencia hoy en día sería como un navegante que se basa su ruta en antiguos mapas de las costas y usa antiguos instrumentos de navegación; rechazando o postergando la incorporación de nuevas cartas e instrumentos de navegación adecuadas a su tiempo. Un aforismo dice que “si la única herramienta que tienes es un martillo tenderás a ver todos los tornillos como clavos, y los tratarás como tal”. Si quieres encontrar una solución a algo que no te agrada de tu emprendimiento primero podrías acometer sobre cómo observas. Investigar al observador. A los empresarios de ACOINVA les invito a preguntarnos por “el martillo que somos” como herramienta emprendedora.

3. Ir más allá de la Responsabilidad Social Empresarial
Todo emprendedor sabe, o podría saber que él y su empresa (lucrativa, social o cultural) están íntimamente relacionados con un entorno que es biopsicosocial. No es sólo un tema ambiental. Es simplemente observar el tipo de seres vivos que somos. Somos un tipo particular de ser vivo, denominado ser humano que vive en el lenguaje y en el convivir son otros seres humanos, en una estrecha relacion con su entorno. Stephan Schmidheiny, un empresario como ustedes, desde su particular mirada empresarial plantea: “recomiendo a mis colegas líderes empresariales que se interesen por la sociedad que los rodea, ya que este interés constituye el mejor y más rápido sistema de alerta, tanto para detectar riesgos como oportunidades”.
¿Qué esta ocurriendo en mi comunidad, en mi entorno social? ¿Cómo impactan en mi vida los cambios en las nuevas tecnologías? ¿Qué tan amplio es mi espacio de influencia empresarial dada la globalización y las nuevas tecnologías de la informaciòn? ¿Qué tanto más amplio podría ser y no es? ¿Cómo esto repercutirá en unos años más en mi actividad empresarial? ¿Cómo hago para que mi empresa sea rentable, incluso en un entorno económico difícil, y ser además responsable social y ambientalmente? Y esto no tiene que ver sólo con pobreza, tiene que ver con mi familia como emprendedor, con mis socios y socias, con la comunidad en la que habito y convivo con otros seres humanos como yo. Lo plantea muy bien Schmidheiny: “No habrá empresas exitosas en sociedades fracasadas”.
Es interesante esta mirada de conectividad que a mi me parece profundamente creativa. Mi pasión es la creatividad y su desarrollo en las personas. Escribo este artículo en un iBook, en mi casa desde la cual tele-trabajo. Disfruto realmente ver a mi hijo ir al colegio y mirar los monos de nieve que se derriten al sol. Mientras escribo escucho una pieza de jazz que sintonizo on-line de Kcsm una de las 54 estaciones de radio de Jazz que vienen configuradas en el iTunes del computador. Entro a internet a través de una red inalámbrica y recibo en mi correo un Boletín de Novedades de Neuronilla que me actualiza en temas de creatividad, leo ahí la historia de Steve Jobs creador del Mac en el que ahora escribo, creador también del software para música digital iTunes con el que escucho mi música favorita. El artículo me comenta de su nueva creación: el iPhone un teléfono multimedia que esta revolucionando el mercado de la telefonía a nivel internacional. Observo su historia emprendedora, en 1976 a sus 21 años Jobs recién creó su primera computadora portátil. Yo tenía 10 años. Pienso en cómo estos cambios afectarán nuestro vivir y convivir en unos años más. Reflexiono sobre el artículo, sobre el avance tecnológico, sobre la onda polar, sobre mis hijos que vienen llegando del colegio y sus vidas y su futuro.

Para ACOINVA siento que su desafío podría estar en la reflexión sobre cómo aporta en la calidad de vida de la Comunidad de Valera y el Estado de Trujillo que es donde sus socios desarrollan su actividad empresarial y cómo aprovechan para catalizar estos avances tecnológicos impresionantes para darles calidad de vida a través de sus empresas a las hijas e hijos de Trujillo.

Juan José Gutiérrez A.
Director INNCREA CHILE
juanjo@inncrea.cl


Schmidheiny, S. (2006) Mi Visión- Mi Trayectoria. VIVA Trust. Impreso en Chile.
www.kcsm.org
www.neuronilla.com

3 comentarios:

Ditaur dijo...

See here or here

Anónimo dijo...

Querido Juanjo,

He disfrutado leyendo el artículo.

Acuerdo contigo. Me siento afortunado por haber conectado "lo que me mueve" (emociones), con un quehacer, cuyo resultado es un proyecto empresarial.

Xavier

Juanjo dijo...

Si Xavier y un proyecto de vida que en cada edad se va acomodando, en cada momento se va ajustando a ese vivir, abrazos.
Jj